Conocer, aprender, entrenarse y certificarse en Análisis Transaccional

Por Jesús Cuadra Pérez

Hay muchas maneras de conocer el Análisis Transaccional. La mayoría de las personas lo conocen mediante la lectura de los libros de Análisis Transaccional que hay en el mercado, otros mediante algún artículo que hace referencia al Análisis Transaccional en revistas de divulgación o de información en el ámbito de su profesión. Sea como sea, conocer el Análisis Transaccional no suele dejar indiferente a casi nadie y las personas quieren saber más y profundizar más, con lo que continúan aprendiendo Análisis Transaccional mediante más lecturas o apuntándose a otros cursos, reuniones, seminarios, etc. para completar su conocimiento.

Comienza entonces lo que podríamos llamar el aprendizaje del Análisis Transaccional. El aprendizaje del Análisis Transaccional es parte de la formación que algunas Entidades dan a sus miembros o a su personal (Teléfonos de la Esperanza , Empresas, algunos cuerpos policiales, equipos de vendedores, etc.) y que imparte alguna persona, profesional de la psicología o no, que lo conoce y le ha parecido una teoría atractiva, sencilla de transmitir y útil para que la gente comprenda el comportamiento y las relaciones humanas. Raras veces forma parte de los programas de enseñanza de las Universidades ni en las Facultades de Psicología ni en otras Facultades o Escuelas Universitarias, salvo su inclusión como referencia como una de las técnicas de psicoterapia junto con otras, en la dinámica de grupos, y en la Gestión de Recursos Humanos u Organización de Empresas, y esto si el profesor de estas asignaturas lo conoce o le tiene simpatía.

Otras personas toman por si mismas la iniciativa de aprender más Análisis Transaccional a través de más lecturas, que encuentran en referencias bibliográficas, o de participar en algún taller, seminario, curso, cursillo o conferencia organizada por alguna Entidad pública (Universidades Populares, Centros de Recursos para profesores, Asociaciones Culturales o de Vecinos, etcétera), por algún Centro privado (Gabinete, Escuela, Instituto, Centro de Estudios, Academia, Consulta, etcétera) que suelen impartir psicólogos u otros profesionales que lo conocen y lo han aprendido fundamentalmente mediante lecturas o participando a su vez en alguna otra actividad formativa o en algún tipo de grupo de terapia o de crecimiento personal específicamente de Análisis Transaccional.

A partir de aquí podemos hablar de la necesidad de entrenamiento tanto para la enseñanza del Análisis Transaccional a las personas que desean aprenderlo, como en  la aplicación del Análisis Transaccional a la psicoterapia, el crecimiento personal u otros campos como la educación, la orientación, la gestión de recursos humanos, etc. Si uno puede elegir, parece razonable aprender con una persona entrenada para enseñar Análisis Transaccional y sus aplicaciones. Si uno puede elegir, parece razonable buscar una persona entrenada para la aplicación del Análisis Transaccional a la psicoterapia, a la orientación o el coaching, a la educación o a las organizaciones, en caso de necesitar sus servicios.

Algunas personas no les importa el entrenamiento de la persona que les enseña sino lo que quieren aprender, en este caso el Análisis Transaccional; otras desconocen que haya posibilidad de entrenarse para enseñar Análisis Transaccional o para aplicarlo en los distintos campos. De la misma manera a algunas personas no les importa el entrenamiento de la persona que les trata como clientes de psicoterapia, de crecimiento personal, de orientación, de educación, etcétera, lo que les importa es ser tratados y recibir el servicio de esa persona; otras dan por supuesto que, si una persona está ofreciendo un servicio de estos, es por que está preparada para ello y no siempre es así.

Por el contrario, a algunas personas les importa que los que entrenan y los que dan estos servicios sean personas adecuadamente preparadas para ello. A otras, les importa verificar su entrenamiento y preparación para aplicar el Análisis Transaccional en los distintos campos y recibir un respaldo de que están suficientemente entrenados y preparados. Por último, en algunos casos, la sociedad regula estas actividades mediante disposiciones legales. A partir de ahí, podemos hablar de la necesidad, el deseo o la obligación de acreditarse para justificar el ejercicio de estas actividades.

La Asociación Internacional de Análisis Transaccional (ITAA) fue fundada en 1965, en San Francisco, por Eric Berne, como una corporación educativa sin ánimo de lucro, para promover la comprensión del Análisis Transaccional y para proporcionar un entrenamiento adecuado tanto en la enseñanza-entrenamiento-supervisión del Análisis Transaccional como en su aplicación a los distintos campos. La ITAA estableció un Código de Ética, unas Guías para el ejercicio profesional, unas Normas de Entrenamiento y un Procedimiento de Certificación para garantizar, tanto a los clientes como a los profesionales, una adecuada preparación profesional en la enseñanza y aplicación del Análisis Transaccional.

Además de la ITAA se fueron formando en los distintos lugares del mundo Asociaciones locales de Análisis Transaccional con fines similares aunque no siempre coincidentes. Algunas de estas Asociaciones no tienen los mismos fines en la práctica, no se rigen por el mismo Código de Ética, no tienen las mismas Guías para el ejercicio profesional, no tienen las mismas Normas de Entrenamiento ni el mismo Procedimiento de Certificación.

En Europa las Asociaciones de Análisis Transaccional que siguen fines similares a la ITAA, el mismo Código de Ética, las mismas Guías para el ejercicio profesional, Normas de Entrenamiento y Procedimiento de Certificación se asociaron para formar la Asociación Europea de Análisis Transaccional (EATA)

La EATA y sus Asociaciones vinculadas, mantiene con la ITAA acuerdos de mutuo reconocimiento y cooperación para lograr los fines comunes, tienen el mismo código de Ética y las mismas Guías para el ejercicio profesional y han creado un único Cuerpo Mundial de Entrenamiento y Certificación para establecer y mejorar las mismas Normas de Entrenamiento y el mismo Procedimiento de Certificación en todo el mundo.

Los Analistas Transaccionales Certificados por los Comités de Certificación de la ITAAEATA, son las personas que usan el Análisis Transaccional en los distintos campos de aplicación tras un proceso de entrenamiento contractual de acuerdo con estas Normas de Entrenamiento y tras demostrar sus competencias profesionales por escrito  y en la práctica.

La ITAAEATA no respalda Centros, Escuelas, Institutos, ni tampoco respalda Programas o Currícula de Entrenamiento específicos. La ITAAEATA respalda únicamente a personas específicas como Entrenadores. Estas personas son las que han sido certificadas como Analistas Transaccionales Docentes y/o Supervisores (TSTA) y las que se encuentran bajo un Contrato de Entrenamiento para ser Docente y/o Supervisor (PTSTA).

Cuando una persona desea entrenamiento en Análisis Transaccional debería saber que hay varias maneras de lograrlo con resultados o consecuencias diferentes. Puede recibirlo de una persona que está o que no está certificada por la ITAAEATA para hacerlo. Solo el entrenamiento recibido de una persona certificada para darlo (TSTA o PTSTA), es reconocido en las Normas de Entrenamiento de la ITAAEATA como entrenamiento en Análisis Transaccional.

El entrenamiento o formación previo recibido de personas no certificadas como docentes puede ser valorado como parte del itinerario formativo al hacer un Contrato de Entrenamiento para certificarse. El Entrenador certificado (TSTA o PTSTA) puede valorar los conocimientos y la formación previos adquiridos por la persona como parte de la formación requerida por las Normas de Entrenamiento de la ITAAEATA.

Para evitar frustraciones y expectativas ilusorias es conveniente tener en cuenta estas ideas en especial cuando una persona desea acreditarse y certificarse como Analista Transaccional.

Descárgate este artículo pinchando este enlace: CONOCER, APRENDER ENTRENARSE Y ACREDITARSE EN AT

4 pensamientos en “Conocer, aprender, entrenarse y certificarse en Análisis Transaccional

  1. waldo castro madrid

    Buenos dias Lic., me llamo Waldo Castro Madrid, Estudie sicologia en la Univ. Salesiana de Roma donde ya desde el cuarto año inicie a conocer el A.T. Despues hice una especializacion en la escuela del Prof. Pio Scilligo de Roma, también docente de la misma Univ. La duración fue de 4 años en A.T. Gestalt y Analisis Existencial.
    Muy interesante su articulo. Yo me siento aun bastante desorientado en Chile. En Italia existe un Orden sea de Sicologos sea de Sicoterapeutas. Aqui me estoy organizando para retomar la profesion y me gustaria conocer grupos de colegas o institutos donde se pratiche o converse sobre A.T. En practica, un lugar de confrontacion.
    Vivo en Rancagua donde he notado que no es una teoria que se conoce ni se enseña. He visto varios colegas y he visitado varios institutos de formacion en los cuales no resulta como orientamento psicoterapeutico.
    Bien, le agradezco por su atencion. Si tiene algun dato se lo agradeceria o si Ud. conoce a alguien por estos lares le agradeceria el contacto.
    Buen dia!
    Waldo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *